g_Marco Sanchez - cartaz A318.02.2019

El próximo 18 de febrero, a las 12:00 horas, el Centro de Estudios Brasileños inaugura la exposición «Arquitectura colonial brasileña (1500-1822)», del fotógrafo Marcos Sanchez, el primero de los cuatro seleccionados en el programa de Residencia Artística de Fotografía 2019.

Brasil, con una historia reciente si se compara con el Viejo Mundo, posee muchas ciudades fundadas durante el periodo Colonial portugués (1500-1822), aunque no todas tienen un núcleo histórico tan bien preservado como las recogidas en esta exposición.

Paraty reúne uno de los conjuntos arquitectónicos coloniales mejor conservados. Localizada al sur del estado de Río de Janeiro, la ciudad fue el punto de partida del Camino Viejo de la Carretera Real, el primer camino abierto oficialmente por la Corona Portuguesa, que comunicaba la región de las minas con el litoral. Al estar construida al nivel del mar, con la subida de las mareas, parte de la ciudad queda inundada, formándose hermosos espejos de agua, que son una de las singularidades del paisaje local. Las fotografías que integran esta exposición se realizaron en enero de 2016 y en junio de 2017, cuando el autor tuvo la oportunidad de registrar el centro histórico de Paraty con pocos transeúntes y sin tráfico.

En septiembre de 2016, añadió al proyecto el extremo final de la Carretera Real, localizado en la ciudad minera de Diamantina, uno de los puntos de extracción de diamantes que llenaban los cofres portugueses en el Brasil colonial. En julio de 2018, incorporó, además, los registros de la ciudad de Tiradentes (Minas Gerais), localidad situada cerca del punto medio de la Carretera Real y de la sede del gobierno de la Capitanía de Minas Gerais, la ciudad de Ouro Preto. Finalmente, se unió a esta exposición las imágenes tomadas en 2018 en la capital Bahiana, Salvador. La ciudad es conocida internacionalmente por el carnaval, su acogedor pueblo, y el famoso barrio del Pelourinho, patrimonio Mundial por la UNESCO desde 1985.

Ciertamente, se podrían haber incluido fotografías de otras ciudades históricas brasileñas, como Ouro Preto, Mariana, São João Del-Rei o Congonhas, todas en Minas Gerais. Tal vez, Pirenópolis, en Goiás; o São Luís en Maranhão; Olinda, en Pernambuco, y tantas otras por todo Brasil. Sin duda, eso es una señal de que este trabajo apenas está comenzando, pero, incluso así, permitirá que todos los visitantes de esta exposición aprecien la belleza y el buen estado de preservación de una parte significativa de la arquitectura del periodo colonial brasileño.

Marcos Sanchez, ingeniero electrónico de formación, siempre encontró en la fotografía la mejor manera de registrar los viajes y los lugares por los que pasaba. Una cámara nueva y un curso de fotografía transformaron un hobby en una pasión. La ingeniería quedó en el pasado y, ahora, su única preocupación es desarrollar imágenes para el mercado de decoración e impresión Fine Art, realizando su propio tratamiento de las imágenes. Sus fotografías son el resultado de los viajes o paseos semanales que hace con grupos de amigos fotógrafos por la ciudad de São Paulo, lo que explica su gusto por las formas arquitectónicas y correctamente alineadas (eso, tal vez, culpa también de su formación como ingeniero), y por la búsqueda de escenas de la vida cotidiana de la calle. Se suman a ese conjunto, entre otras cosas, series de splashes recogidos de forma macro, retratos Steampunk y varias imágenes de naturaleza que se adaptan muy bien a diversos ambientes.  Paralelamente, imparte cursos de fotografía y tratamiento de imágenes y actúa como colaborador exclusivo de la iStock/Getty Images.

La exposición podrá visitarse en el Palacio de Maldonado (Plaza de San Benito, 1) del 18 de febrero al 15 de marzo de 2019, de lunes a viernes de 09:00 a 14:00 horas. La entrada es gratuita.

Tagged with:
 

Plaza de San Benito, 1 37002 Salamanca T +34 923 294 825 F +34 923 294 587